Cabecera

Localiza tu tienda AKI
Cargando banner...

Contenido extra

 
 

Contenido extra

 
 

CONTENIDO

Montar el portal de Belén

17/12/2012

El portal de Belén, especialmente tradicional en nuestros hogares como parte de la decoración navideña, puede llegar a convertirse en una tarea que requiera que le dediquemos algo de tiempo, tanto para la planificación como llegada la hora del montaje.

No obstante, montar el portal de Belén es una labor muy bonita y que divierte enormemente a los pequeños de la casa. Haz que esta actividad se convierta en un juego para ellos, disfrutarán un montón al tiempo que pasáis agradables momentos en familia.

El portal de Belén, cómo lo montamos paso a paso:

  • Lo primero que debes decidir es dónde vas a montar el portal del Belén y el estilo que deseas darle. Dependiendo del espacio que puedas destinarle, puede variar, desde el nacimiento básico a un portal de mayor envergadura. Cualquier sitio puede resultar idóneo para montarlo, desde el pie del árbol, una mesilla en el recibidor de casa o una mesa de mayor tamaño en el salón e, incluso, la habitación de tus hijos para que jueguen y se diviertan durante las fiestas navideñas. Si, finalmente, te decantas por esta opción, debes saber que existen variedad de belenes y figuras infantiles.
  • Una vez que hayas decidido dónde montarlo, debes empezar por el principio, la base. En función de nuestros gustos o el tipo de portal de Belén que vayamos a montar, podemos usar para el suelo serrín y musgo, como marca la tradición, o bien optar por otros elementos más sofisticados, como una tela bonita, como pueda ser el terciopelo por ejemplo. En cuanto al fondo, si finalmente te decides por un portal tradicional, existen variedad de papeles pintados que se adaptan a cualquier Belén. También puedes confeccionarlo por tu cuenta usando cartulinas, telas, espumillón y cualquier otro elemento decorativo. Para un portal minimalista no necesariamente tienes que optar por ponerle un fondo.
  • En este momento, comenzaremos a incluir los elementos de nuestro portal. De nuevo, dependiendo de las dimensiones, la cantidad de adornos variará. Debes partir por ubicar el pesebre o nacimiento en el lugar más destacado, pues es el elemento central en torno al cual deberán girar el resto de elementos. Si tienes trozos de corcho que imiten a la madera o algún leño de la chimenea puedes usarlos en los extremos para limitar el espacio. También puedes usarlos para simular rocas y montañas o para crear diferente niveles de altura.
  • A continuación, es importante que coloques el resto de edificaciones y que marques el camino de los Reyes Magos. Para ello puedes usar piedras, por ejemplo. Si quieres incluir un río en tu portal, puedes usar cartulina o papel azul y recortarlo imitando el curso del río, que podrás fijar sobre la base también con piedras y musgo. Si deseas añadir luces a tu portal, también es el momento de hacerlo. Debes saber que existen algunos portales y edificaciones para belenes que incluyen la luz. Y no olvides las luces navideñas que no necesitan cables, por si no tienes un enchufe cerca.
  • Por último, queda ubicar los personajes y demás figuras del portal como animalitos, árboles o palmeras, la estrella de Oriente y otros complementos decorativos con los que le des tu toque personal.
 

Pie